sábado, 9 de abril de 2016

Buscando la mala cue'a

¡Cómo tan mala cue'a!

Literalmente la cuestión es así: Justo la weona amiga de la ex tiene que ser polola del amigo del amigo de quien ya sé y ¡más encima haber sido ayudante de una clase que tuve en la U!

Para colmo quiere hablar y es "excelente reconociendo rostros" -y tenía que dar con el mío-. Y a este otro no se le ocurre nada mejor que preguntarle por su vida pa' que venga la ídem de regreso. ¿Por qué mierda voy a querer que sepa detalles de lo actual pa' ir a contarle a la santa ex?

Por la xuxa (y se acaba de borrar lo que escribí con toda mi rabia por lo que intento re anotar más encima) la nochesita culiá de escuchar a la weona en son de " aquí te las traigo peter" y luego vendiendo el discurso de "soy actriz, pero auténtica" (si lo eres: a quién tení que convencer de esa wea. Cueck).

Si hubiese sabido me quedo descansando. Los dueños de casa donde andábamos me caen bien y sería. Uno trabaja más que la mierda pa' ir a darle la cara a la mala cue'a en el tiempo libre.

La weona en realidad soy yo, claramente.

P.d.: Ni siquiera puedo subir justificado el texto, porque no sé que onda la mierda de teléfono y no ando con computador, pues no estoy en mi casa. Odio no justificar las weas. (Y no ando en mis días ni niuna wea de esas. Estoy enojada y sorprendida y con un dolor de cráneo que se lo encargo a quien sea que llegue a leer).

No hay comentarios: