jueves, 11 de septiembre de 2014

Leyendo

Me dejé entrelazar, de pronto:

Dulces y dolorosas melodías en papel

que terminan por remecer
el nacimiento 
de algunas sensaciones.

No hay comentarios: