miércoles, 19 de febrero de 2014

Quien aviste...

No desea saber cuando te encuentras en dicho lugar.
Ni cuando dentro de todos los mundos posibles
decides irrumpir al suyo
y hacerle recordar.

Obsérvale en silencio
sí así lo deseas,
con aquellas manifestaciones escondidas
donde el tiempo invita a creer, que le has olvidado.

No más de esos vuelcos a su alma.
No más de buscar despertar
su piel dormida
para llegar al reconocimiento.

*
¿Será todo esto una concepción
profundamente egoísta y posesa
de aquel que reaparece?
____________________
¿Alguien podría mencionar
acaso, que  aquella
es una forma de amar...?
...Bastante malsana, si se gesta
pretendiendo "acercar"
unas vidas tan alejadas.

Ya ni siquiera 
se puede pensar en "un antes"
pues ciertas nuevas búsquedas
conducen a algunos cierres forzosos,
resultando 
piezas claves para el olvido.

(y el reloj...y las estaciones)

¿Qué trae la turbación, entonces?
_____________________
**
En fin.
Quien aviste la taza servida
...beba su contenido.

No hay comentarios: