miércoles, 16 de octubre de 2013

Badú...

Badú...Mi hámster...

Te voy a extrañar. 

Me duele mucho el no haber estado contigo mientras morías. Te hubiese acariciado, hasta que durmieses en mi mano.

__________________________________________________
Perdóname. Si hubiese sabido, me desligaba del paseo de los profes. Casi lo hago. De hecho, hoy hablé de ti con una persona que te conoció cuando llegaste a mi vida -y con la que me reencontré hace poco-. Qué curioso. Y triste.

1 comentario:

dulces viajes dijo...

Me acorde de mi skippi! .. que triste .. entiendo tu pena, pero pensemos que estan felices los dos corriendo lleno de maravillas, y que se hicieron tan amigos como nosotras! :D