martes, 3 de septiembre de 2013

...

"Y en la cama, girando entre las ventiscas cambiantes, asomando narices y hundiéndolas en un cuerpo que ya parece el propio...

La noche solo avanza larga y placentera cuando se duermen, abigarrados..." 

L.

1 comentario:

Francisca Montes Ch. dijo...

Pude imaginar una mañana de Agosto, con un té caliente en las manos... Ahhh qué bueno fue leerte.
Saludos!