martes, 16 de julio de 2013

Ester, con "final" feliz (6).

Hace tiempo que no charlábamos, Ester. ¿Qué ha sido de tu vida? ¿Qué?, ¿Te casaste? (Te casaste...Y aquellas frases cómo "jamás permitiría al estado darme una -otra- condición civil", se fueron al tacho, ja) ¿Con el profesor? No puedo creer que hayas retomado esa historia...Pensé que aquel hombre, nunca compartiría su vida con nadie. No, ni siquiera contigo (no puedo creer que eso te haga reír ahora. Impactada)... Y no porque no me parezcas una mujer tremenda, sino que, él...tanto me dijiste que gustaba del desarraigo, aquella presencia anacoreta a la que buscabas unirte y no te dejaba...Recuerdo lo de sus apariciones en tu vida. Recuerdo también, el período en que dejó la facultad y se fue de viaje...Pensé que luego de eso no se verían ya más.

Sí, disculpa...No puedo creer lo que me cuentas. ¿Cómo? ¿Un día se aparece en tu casa, así, nada más? ¿y tú, seguías esperándole? Sí, claro, niégalo. En el fondo, sabía que lo esperarías. Que tú eres, así... ¡Diablos! ¡Qué emoción! Ese hombre está loco, pero ha regresado por tí. ¡Te escucho tan feliz! 

Esperemos, disfruten mucho esta nueva etapa, querida.

Me alegro, como no tienes idea.

Un abrazo. 

No hay comentarios: