jueves, 2 de mayo de 2013

Lluvia nocturna

¿Cómo puede ser que cuando comienza a llover así -y pareciese que el cielo se cae-, me sienta tan frágil, tan pequeña? Soy adulta, pero nuevamente, una niñita cobarde y alucinada que quiere salir a explorar y dejar el agua recorrerle el rostro... ¡aunque si oye un trueno quiere esconderse bajo las cobijas...!

Bueno, me siento vivir después de todo.

1 comentario:

Francisca Montes Ch. dijo...


Momentos así hacen que el lado de niña, que intenta ocultarse, aparezca en su esplendor.
(Mi debilidad son las hojas secas xD)

Saludos!