domingo, 12 de mayo de 2013

La vida sigue

Debo admitir que el sábado que se acaba de ir, fue bastante extraño (podría señalar que extraño, pero positivo, incluso). En cuanto a la despedida, no me dieron ganas de llorar como otras veces y eso me tranquiliza. Tengo claridad de que este paso es complicado pero no imposible de dar y bueno, en algún momento iba a suceder. Es mejor que fuese "más temprano que tarde". 

Luego, la salida en bicicleta me permitió no sólo ir amontonando ideas, que al final se ordenaron un poco, sino que recuperé ese espacio tan íntimo entre el movimiento y yo. Y lo que aquello genera. En casa todo bien, me gusta esa cierta armonía cuando fuera el mundo parece una locura (para colmo había una corredera  tremenda por el día de la madre comercial)... Por la tarde al fin pude estudiar -luego de ver una peli- y envié hasta un trabajo que había peloteado (por lo que la profesora ha terminado generando con su mala onda: Incomodidad y desmotivación hacia su ramo). Pero, ya está OK y así comienzo a darle un pequeño puntapié al estancamiento. Más tarde comencé a leer un ppt, después otro texto y luego un amigo vino a animar lo que ya comenzaba a ser la noche (virtualmente, claro. Me acosté como a las 19°° horas...Sentía mucho frío) y a motivar el seguir tomando apuntes.

Mi faringitis-bronquitis va mejor, creo que después de terminar con las pastillas iré por un par de vitaminas o algo natural, para no enfermar cada vez que uno de mis niños del jardín decae por todos los virus y bacterias que circulan por ahí. 

Tengo claro que esto que he escrito no tiene nada de entretenido o motivante de leer para otra persona, pero lo escribo para recordarme que la vida siempre sigue y que detenerse, no es la mejor decisión que puedo tomar de momento. Sigo pensando que debiera ser vacaciones, pero al menos, hoy logré más pequeños logros objetivos que el último tiempo...

¡Al fin!

2 comentarios:

Marco dijo...

A mi si me importa leerlo...
Es la única forma en que se de ti.

Francisca Montes Ch. dijo...

La vida sigue.
Es un concepto simple de entender, pero generalmente lo olvidamos o lo damos por hecho.
Qué difícil es aceptar que la vida sigue...
Saludos!