miércoles, 1 de mayo de 2013

Cuando las chicas se reúnen...

El tiempo se desplaza extrañamente y comienza a golpear los cráneos, al sonarles algún celular exigente y poco comprensivo. Hay tanto por decir a veces, tantas risas guardadas; la necesidad de desahogo o de olvido, es muy latente. 

Incluso alguna de ellas se queda desemparejada, porque no todos los hombres comprenden el concepto de "salvar a la dama en desgracia" cuando no tiene forma de volver a casa o simplemente porque sin ser tarde, solo desea a su caballero con ella, mostrándole al mundo que son compañeros y también puede disfrutar de la alegría que significa para "su mujer" el ver a las amigas en una ocasión distinta de las académicas. Mostrando también, que  la chica no está sola y tiene quien la cuide y la defienda. Y no es machismo. Es cariño y regaloneo. Ya podría sucederle a él en otra ocasión, de quererlo.

Bien por las demás, que estaban menos solas.

Anécdotas también aparecen en el mismo sitio de encuentro y es muy divertido para recordar en el futuro, cuando nuevamente no hay tiempo y el estrés y las obligaciones se apoderan de todo: El admirador secreto que les envía la nueva cerveza y el papelito que llega con un teléfono que la chica que se quedará al rato sin amigo/novio o lo que fuese, devuelve justamente respondiendo que "tiene pololo" y es feliz. No falta tampoco, la amiga que primero no quería ir y ya está solicitando una nueva botella. Las otras aceptan encantadas. Les alegra ver más entusiasta a esa chica que quizás está enfrentándose a una situación  medianamente grave -o muy tensa- y prefiere compartir con ellas, que volver a casa a la misma hora de siempre, solo por esa noche.

Es una alegría aquel encuentro. El grupo lo aprecia, porque aunque solo parezca una salida cualquiera, es una muestra de que se tienen cariño y están, para apoyarse, regañarse y también reír juntas. 

*
Bueno. Quizás no sea tan importante para el mundo, sino que lo es para personas que no llevan tanto tiempo en las lides de la amistad que perdura.


No hay comentarios: