miércoles, 19 de diciembre de 2012

Descriptiva (según veo)

Detesto siempre ser tan egoísta con los días de lluvia -más adelante, me explico-. Ya que no veo televisión, nunca me entero de las calamidades producidas por situaciones ajenas a lo cotidiano, como ésta (bueno, según recuerdos de varias personas, una lluvia similar acaeció hace aproximadamente, 7 años, así que aun mantiene una condición digamos "normal" en el Clima, que se mide luego de varias décadas...No tengo ganas de ir a googlear. Desde que he quedado libre de la universidad -esta semana- no desearía pensar, pero aquí estoy, dando vueltas sin profundidad, pero aun girando)...

Hoy salí de casa deliberadamente, sin paraguas. En primer lugar, porque siempre que tomo uno, aparece el sol sin nubes sobre el horizonte -ni idea cómo: es agradable para mí pensar que un Dios juega conmigo a eso-, así que admito, que esperaba que lloviese, aunque suponía que sería más tarde. Pero, no. En Estación Central, la lluvia comenzó tipo 13:15 y aunque fui a trabajar con una capa de polar con gorro, sentí como poco a poco los brazos y la espalda comenzaban a congelarse levemente, luego del estado de humedad. Ni que decir los pantalones y zapatos. Mi chasquilla empapada a medias, pues lo otro quedaba cubierto por el gorro y el bolso, al que resbalaban las gotas, distinguía más nítidos sus colores.

No recorrí los 10 minutos que me separaban de la micro con apuro alguno. Admito que me detenía a mirar el cielo y me reía, como haciendo una chiquillada. Mi espera fue algo fría en la parada, pero no por mucho. Llegué a casa y encendí el tele. Ahora sí vi. Mas no noticias, sino que "La familia Ingalls" que para mí fue siempre "la pequeña casa en la pradera"...Lindo capítulo, siempre tan valóricos.

Por la tarde, la lluvia cesó un poco, volvió luego y mientras fui por un sandwich, me encontré con las inundaciones en todo Chile y como el mar en sectores costeros arremetió con fuerza. No puedo creer que me inviten a la playa en un fin de semana de cierre de ciclos; de días lluviosos y océano arrebatado. Pero bueno, creo que no quiero vivir 100 años...

Ahora, me apresto a dormir y cierro transmisiones por este día. Saludos.

No hay comentarios: