domingo, 23 de septiembre de 2012

Calle Melancolía - Joaquín Sabina

 
** 
 Relacionado a medias: En medio de la charla, me dice: "Buscando entre tanta gente, me doy cuenta que es a mí a quien el amor abandonó y por eso, con nadie resulta lo nuevo. Estoy vacía..." Le dí otro copete, pa' la pena. No quería opiniones tampoco.

1 comentario:

Unknown dijo...

25 años de Santiago no le han agregado
nada a esa cara de provincia
salvo el toque erosivo de la edad
la opacidad en los ojos y el raleo del cabello.
Es lamentable o indiferentemente el mismo
de siempre: el buen muchacho
que toma su té a las 12 en la calle San Diego y desaparece un buen día para siempre
dejando su rastro en otras memorias.
Parece no haber venido aquí
detrás de un triunfo en su caso imposible
ni por obra de una decisión adoptada
en un momento crítico
ni para cambiar el mundo
porque se trajo a sí mismo con
todo el aire de un té, en San Diego, a las 12
de hace 25 años.

Vino por casualidad y fue voluble
en quedarse: el lugar se le parecía
o asi lo creyó y tenía la razón
Santiago en sí misma carece de realidad.
Aquí también en un cierto sentido
no pasa nada.