domingo, 4 de diciembre de 2011

Peter punk

¿Cuánto falta para que la devoción desaparezca de tu recuerdo?
No quiero continuar así.
En esta condición incrédula, fingida y deplorable.
Pedirme un abrazo es innecesario. Ya mi cuerpo, corta el lazo.
Mas mi intranquilidad, quien la detiene.
¿Quién colmará nuevamente el vacío con la entrega?
Nadie. Imposible.

Sólo seré yo, cuando acepte que siempre serás mi peter punk.
Y que eso, nunca será suficiente para mí.

1 comentario:

David C. dijo...

Lo importante es lo que la otra persona significa para ti. Saludos y Felices Fiestas.