viernes, 11 de noviembre de 2011

***

"NO tengo idea por qué pero, el otro día le dije a un desconocido, que no creía en Dios... Y yo, que he dudado toda la vida al respecto -teniendo un pasado "MUY religioso" abandonado a conciencia- (aunque admito que de niña antes de salir a cantar en la presentación de coros percibí una presencia...Obviamente el tema es más complejo o más simple que ese recuerdo) me hizo sentir como un Pedro, negando. No era el momento de presentaciones ni de contar mis impresiones, obvio, por lo que no quise hablar mucho de mí, pero me quedé dando vueltas en la broma de "Si creyese en Dios, esta sería mi buena acción del día..." Además, para colmo fue gracioso porque finalmente, puesto que no tenía la solución a como debía corregir automáticamente la ortografía en el open office instalado en los pc de la U, aquel muchacho no necesitaba ayuda para nada. Me preguntó y creí ser de utilidad por un rato, leyendo un docto. interesante, sin embargo, al final, nada que ver. Reímos y todo bien eso sí..."


*Creo que este texto está inconcluso. Espero lograr completarlo en algún momento.


P.D.: ¡Qué semana, Alá! Las charlas con cercanos y las profes ídem, la pega y las clases...Intensas 100%!


P.D2: Cada vez me duele menos, el no verle. De hecho, algo se enfría y no me siento congelada, sino en aquella nueva fase de espera en movimiento, que llevará a concreciones definitivas.



P.D.3: Esta noche, me quedo en la caricia, de Facundo Cabral...



2 comentarios:

La_Lyri_K dijo...

Desperté a las 8 am y en vez de hacer algo "productivo por la vida", me he dedicado por 3 horas a releer el blog completo.

Ahora, pretendo volver a la cama, para intentar recuperar el cuerpo de este cansancio en que me encuentro sumida, dormir y levantarme con energías para estudiar y preparar material para el jardín. Espero también, el motivarme para lograr dirigirme a ese lugar desconocido, bailar y hacer vida social, como hace un año no sucede (de seguro, no iré jajaja).

Daltonico dijo...

fue.