sábado, 15 de octubre de 2011

pa-la'-k

Cuando despertó sintiéndose al límite de su enfermedad, sabiendo que día a día moría al triple de lo común y lo degenerativo que se volvía, deseó recordar los buenos tiempos, aflorando una profunda tristeza que se lo llevaba todo lejos. Sin embargo, recuerda que alguna vez tuvo una linda sonrisa y que para algunos hombres resultaba una mujer atractiva. En su presente, sólo puede ver su cama/casa en ruinas, donde vive de allegada, pero en que jamás hay nadie, nadie que sienta compasión y le tienda una mano. Sabe que al llegar al día clave, simplemente, dejará de moverse y todo terminará. Piensa que si fuese alguien humilde dejaría una carta solicitando a sus familiares que la metan en una fosa común, para que el gasto no sea tan espantoso (alguien la encontrará yerta en el futuro, supone). Ahora, está tan cansada que no hará nada. Su cara modificada en una gran arruga que antes era sólo una pequeña línea entre las cejas, le convertía en una de esas viejas que provocan miedo en los niños de los cuentos. Lo que si puede hacer es caminar. Aunque prefiere mirar el mundo desde el computador ó sus series favoritas y dormir... Sabe que el trabajo le durará poco; que la agonía es lenta...Pero, finalizará. Y la esperanza surge por unos instantes.


De pronto, una sensación de puñalada le vuelve a mover hacia la cama.

1 comentario:

dARKBAKURETSU! dijo...

Creo que hay que evitar ese desenlace agónico y fatal, a veces hay que vivir por ti y por nadie mas que por ti, el mundo tiene mucho que ofrecer a quien desee tomarlo, pero muchas personas (la mayoría) no se arriesga y no se la juega....se estanca y quedan cegados por sus propias arrugas. frase cliché de hoy:"la vida es una sola y hay que vivirla"