lunes, 29 de marzo de 2010

Me gusta ser la tía loca de niños que empiezan a quererme. Así, será siempre más fácil que entiendan. Aprendemos juntos. Ellos, a comunicarse, a solicitar lo que desean respetando al resto, además de las unidades donde se les prepara para el mundo de básicas, medias y universitarias. Yo, al amor infantil, a la canalización de las emociones, a evitar la desesperación por la calma, a jugar, jugar y en medio de las risas a pasar materia. Feliz con el giro por fin dado. Paso a pasito, dicen.
**
P.D.: Este año, quisieron aclarar aun más al país que las manifestaciones terminaron de irse por el tacho. Recordemos que ya del año pasado en todo caso, cuando se quiera uno quejar por algo puede hacerlo sólo "por la vereda" y no la calle. Es evidente que aquellos que se sienten identificados con la muerte de los hermanos Vergara, no van a tomar muy en cuenta lo antedicho. Ahora hablan del terremoto, intentando buscar "sensibilizar" a la población, para que no sufra detrimento la propiedad privada. (Muy conveniente el terremoto para evitar cumplir las promesas, no Mr.?). Buscando "Unidad Nacional", quieren ganarnos a todos. Como aprenden a afear términos, al ser tan mal utilizados. Y a mí, que las epistemologías me gustan tanto...

2 comentarios:

La_Lyri_K dijo...

No por eso me agrada tanto flaite haciendo desmanes sin motivo alguno. Aunque, si nuestra educación fuera como debiese, esto no sucedería así.

darkbakuretsu dijo...

mmmm el tema de los flaites es algo que me molesta en demasía, ¿por que tienen que transformar todo lo que se hace en algo malo?.
Por otro lado me alegro que al fin encontraste tu camino dentro de la educación, lo vas a hacer bien, a ver si podemos cambiar aunque sea una mente para el bien de esta sociedad, por lo menos eso es algo que yo pretendo hacer...

Cuídese Lyri_K y ojala que nos volvamos a ver...(y que no sea pa tu matrimonio o el mio ¬¬)