lunes, 1 de junio de 2009

La unión verdadera - Resistencia Suburbana

07 de diciembre 2012.
Reunidos en el departamento, un par de amigos, tú y un poco de yo en ese lugar. De repente, se nubla el cielo e inicia el temblor, que finalmente no es más que un par de sacudidas y ya. Nos imaginábamos algo más terrible para el cambio de era, pero bueno, al parecer no sucede nada. Todos se van. Nos comienza a dar sueño...
No se cuánto tiempo ha pasado, sólo siento el cuerpo cansado y el profundo silencio de un día extremadamente soleado, aunque no parecen ser los colores tradicionales del nacimiento u ocaso; todo se ve en tonalidades azulinas.
Busco el celular que al parecer se descargó, por lo que no tengo clara la hora, ni la fecha transcurrida desde el temblor. Me acerco a ti y te remuevo un tanto. Estás tan plácidamente dormido que me siento malvada de molestarte. Sin embargo, el silencio de apodera de nosotros y me da un poco de miedo.
Es bueno que siempre tengas tan buen despertar, sonríes y ante mis extrañezas no dices nada. Sólo quieres tocarme un rato y seguir dormido luego. Quiero no pensar en nada, pero los sonidos del exterior nos alertan. Personas fuera ríen fuerte y patean puertas.
Me acerco a la pared que comunica con los vecinos y no oigo nada, excepto a un grupo que saquea todo a su paso. Dicen algo así como "¿es que lo acabamos ya?" Pasos cerca de nuestra muralla. Un nuevo silencio nos pone algo tensos. ¿Qué pasará? Me indicas en un gesto, que guarde silencio.
Golpes en la puerta. ¡Sabemos que están ahí! Gritan ellos y nosotros no tenemos donde ir. Nos descubren vestidos en la cama.
Dos indivuduos entran en el piso. Nos dicen que olemos bien. Se acercan. Tú intentas protegerme, mas te alejan de un manotazo. Agregan que las cosas han cambiado y que el edificio está cubierto. Que a mí me tomará el gigante tuerto y calvo y que por tí irá "Eva". No entiendo nada. Eva aparece. Nos explica brevemente que nos comerán vivos, pero que tomarán la precaución de inyectarnos algo que nos calmará. Intento pensar en algo que nos salve, le digo que el canibalismo me atrae, por lo que mejor nos enseña y no nos mata todavía. Ella se ríe y dice que lo va a pensar. Dos segundos más tarde, te inyectan un líquido verde casi fosforecente en el brazo y de pronto, tu rostro muta a una cara de placer indefinido; tu cuerpo, estático y gélido.
Me petrifiqué del terror casi tanto como tú. ¡Nos drogan sólo para inmovilizarnos mientras nos hacen desaparecer! pienso. Una alarma del exterior, hace que el grupo salga disparado. Eva me mira con cara de seudo lástima; salta hacia la ventana y desaparece. Tenemos unos minutos.
Te hablo; aparecen todas las palabras dulces que recuerdo desde saber que te amaba. No tengo tiempo para llorar. Sigues con esa risa obligada atrapando tu cara e intento levantarte para huir del lugar que fue nuestro hogar. Tus miembros no responden. No puedo imaginar siquiera que hayas muerto. No puedes morir. Te siento respirar y me calmo un poco. No dejo de hablarte, de decirte que tenemos que salvarnos, que nuestro hijo va a nacer pronto y tenemos que protegerlo. Tomo estúpidamente tu mochila, como si valiera la pena salvar algo. Te apoyo en mi espalda y miro por la ventana hacia los cerros. ¿Será ese un buen lugar?
Abro los ojos y estás ahí. Te abrazo y luego me observo. Lo tenemos todo, aunque para el hijo faltaría mucho tiempo. Se que cuando te cuente lo que vi, te reírás mucho, quizás más de mí, que del sueño.
**
Verdaderamente -pasando a la música, les invito a leer y oír al lado izquierdo: "la unión verdadera" de Resistencia Suburbana, banda que ha sido un verdadero descubrimiento para mí.
Salu2.
(NOTA: BLOG ANDA MUY PORFIADO ASÍ QUE NO PIENSEN QUE FUE MI IDEA DEJAR TODO JUNTO).
LA UNIÓN VERDADERA - RESISTENCIA SUBURBANA
¡Sería bueno saber!
¿Por qué los gobernantes nos matan de hambre?
¿Por qué la policía te asesina en lugar de cuidarte?
¿Por qué el pobre mata al pobre en lugar de unificarse?
Y que la unión haga la fuerza y que castigue al responsable.
Pero el odio no deja ver y todos somos enemigos,
Y a sí vamos avanzando pero para atrás
Che Guevara mandanos del cielo la unión verdadera,
No permitas que sigamos matandonos de esta manera,
Che Guevara mandanos del cielo tu luz y tu fuerza,
Y con tu espíritu de lucha y de unión regá nuestra tierra.
La muerte giró la ruleta ¿a quién le tocará?
Vivir o morir es sólo una cuestión de suerte.
Un chiquito muere desnutrido en un hospital,
Un chiquito empastado te afana y te vuela los sesos.
Arde la provincia y el fuego llegó a la capital,
La muerte espera agazapada en cada esquina.
Che Guevara mandanos del cielo la unión verdadera,
No permitas que sigamos matandonos de esta manera,
Che Guevara mandanos del cielo tu luz y tu fuerza,
Y con tu espíritu de unión y de lucha regá nuestra tierra.
La muerte giró la ruleta ¿a quién le tocará?
Vivir o morir es sólo una cuestión de suerte.
Un chiquito muere desnutrido en un hospital,
Un chiquito empastado te afana y te vuela los sesos.
Arde la provincia y el fuego llegó a la capital,
La muerte espera agazapada en cada esquina.
Che Guevara mandanos del cielo la unión verdadera,
No permitas que sigamos matandonos de esta manera,
Che Guevara mandanos del cielo tu luz y tu fuerza,
Y con tu espíritu de unión y de lucha regá nuestra tierra.

No hay comentarios: