martes, 24 de marzo de 2009

...El que se repite en los intertantos nocturnos (¿?)

Un reloj -marcando descuentos-, en la esquina del cuarto.

En la cama de la niña duerme la mujer. Sus pies sienten el abrigo del verano.

Aquella casa de puertas inexistentes, contiene límites invisibles que los delimitan.

Tic tac tic tac, disfrazándose de nueva música:
¿Existe en realidad si nadie le escucha?...

1 comentario:

Felipe dijo...

pués no sé...yo creo que la realidad si existe, aunque nadie la vea...

saludos!