miércoles, 28 de enero de 2009

¿El inicio de un triángulo? En La office de la Sofy (Parte 1)


"Es muy extraño lo que me pasa últimamente", me dice la Mary Jane -apodo surgido del tremendo parecido con la actriz de Spiderman, eso sí con 10 años y kilos de más-" los hombres que me miran son casi ancianos". Ya ¿y? Qué importa eso? Le respondo. "Lo que pasa, es que siempre me fijo en esas cosas. Antes era observada por tipos de todas las edades (hasta cabros chicos) y creía fervientemente en la única frase inteligente que le he oído a la Bolocco (y que probablemente, no es de ella, claro): Belleza, es 100% actitud; no era muy distinta de lo que soy ahora, caminando erguida y moviendo el pelo hacia atrás como diva - me las creía todas". ¿Entonces, qué cambió las cosas? (sinceramente, depender de otros para sobrevivir con un autoestima más o menos normal, no es muy positivo, pensé); "supongo que perdí el encanto y, que estoy dando un aspecto más de vieja que de mujer madura. Creo que la única alternativa que se me viene a la mente, es acostarme con alguien y volver a expeler feromonas". Pensé que era broma, pero me miró seriamente.

Al final, el encuentro con la Jane no era casual. Sabía que como casi siempre, iría por mi café, en el piso 7, como todos los días después de las 16ºº. Y, que me buscaba, porque quería que le ayudara a conminar el plan de llegar a recuperar su atractivo para el sector masculino. Sinceramente, ella es el tipo de mujer que no tiene muchos amigos, escondida tras un nerviosismo que la hace reír sin necesidad y me pone los pelos de punta cuando me la encuentro. Lo peor, es que así y todo, habla como la mejor de las comadreras de barrio. Pues bien, está interesada en el Jefe de Recursos Humanos, un tipo medio calvo sobre el cual giran serias dudas acerca de su sexualidad. Pero, bueno, le mencioné eso a la mujer, pero piensa que sólo son comentarios (como pasa con ella).

A mí, maní. M. jane me dice que por favor le ayude a conversar con él y no se le ocurrió nada mejor que esté pendiente de cuando el tipo baje la escalera (jamás le he visto tomar el acensor) y lo aborde, para hacerle entrega de UNA CARTA (o sea) donde ella le invita un café. Le insisto que resultaría mejor un E-mail, (o que vaya ella) pero, no quiere ("sería muy mal mirado. De tí nadie pensaría mal, le has hablado antes, yo no"). Pretende hacerle "caer" mediante el formalismo.

No sé que pensar. Realmente, si nace una historia de amor entre ellos sería ideal, así me tomo mi café de las 4 en la armonía que adoro. Sin embargo, que esta loca de patio me meta en esto, solo para que le den un buen momento, es un poco injusto. En sobremanera si estoy igual o peor que ella.

Sofy.

7 comentarios:

Rodolfo Cares dijo...

jajaj.que buena historia... creo que he sabido de eso en la oficina. pero bueno. como dice mi padre. no comer donde de caga....

Un beso amiguita linda.

Aer si nos vemos uno de estos dias.

PD: yo prefiero no ser de cupido. no sirvo pa eso. jajajaj

FITO.

La_Lyri_K dijo...

A no sé...Yo no me meto...Esa es cosa de la Sofy...guajajajajajja

Tb espero nos veamos pronto, lokillo! Un abrazote titanezco (de Titanic, barco).

Xhaup!

Valentina. dijo...

Delicado asunto.
Yo te diría que te dejes llevar por tu instinto.

Muy comodona me parece la Jane!!

Chao.

La_Lyri_K dijo...

jajajaja

Hola Vale!!

Por desgracia (o afortunadamente), "Sofy" no soy yo!!!

Un abrazo, gracias por pasar...

FLACOGOLLO dijo...

Esta bien caga tu compañera
sin salu2

La_Lyri_K dijo...

Xuata: q onda la "imaginación" q tanto promueve Bob Esponja??????

Ni compañera, ni nada!!! Ta cuando!

Felipe dijo...

Un ser interesante es la Jane...verdad?

yo personalmente no sirvo para eso...solamente iria donde este tipo de Recursos Humanos y le diria: "ya huebón, escuchame bién, la Jane quiere tomarse algo contigo, vale?" y chao...

saludos!