viernes, 10 de octubre de 2008

Un reencuentro

La de hoy, fue una muerte en calma, a pesar de lo que se pueda creer.

Recorriendo las calles de Santiasco y mirando todo con ojos de despedida. Cerré increíblemente un ciclo y reconocí mis 25 de una forma natural y sana. Ya no soy una vieja en cuerpo de joven, no. Soy una mujer con cáscara de mujer.

Gran día. Gran tarde de desadaptación. De callar en medio del gentío.

A pesar del temor que pudo surgir de recoger el pasado, no fue necesario.

Tengo la clara posibilidad de renacer como aquello que siempre quise ser. De recuperar sueños, establecerme en el new laboro; de descubrir el verdadero amor y entregarme a sentimientos positivos.

No puedo más que agradecer, agradecer mucho a aquel Dios al que desvié la mirada cuando creí que me encontraba totalmente sola luchando contra un mundo feroz.


Me gustan las calles aledañas a República. Sus casas en gris y aquella arquitectura magnífica. La plaza Concha y Toro que parece una Roma, donde todos los caminos le conducen. Leer sin ser vista ni tratada. Sinceramente un maravilloso día donde viví. Hace tiempo que no sentía esa intensidad conmigo misma.

...Aquella sensación de acabóse...tan latente, poderosa, tremenda...

El de hoy, día gris. El viento mostrando todo en un vaivén y el frío invadiendo la carne, los huesos. Ingresaba por la abertura de mi polera a rayas y me hacía temblar para recordar que mi lucha por evitarlo, sería en vano. Me entregué a ese abandono. A la propia pérdida.

Descubrir como el cuerpo se resiente y exige movimiento. No hacerle caso. Letras, culpas, sueños.

Al final, observé todo con ojos de despedida, sin embargo, cada cosa me invitaba a un nuevo inicio. Era una bienvenida. Un reencuentro.

3 comentarios:

La_Lyri_K dijo...

...sin palabras...

Silenciosa Oscuridad dijo...

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde....Lo que sucede es que hay días que agobian esa luz que siempre acompaña mi camino y hoy fue una semana en donde no veia esa esperanza ni en la mas minima estrella,pero ayer a lo lejos hubo un gran resplando,y hoy habra un destello?.....o se convirtira en estrella fugaz para cumplir un deseo??....la verdad eso no lo sé,pero tampoco no quiero nada,ni pensar nada,uhm tu sabes,bueno sabes que te quiero una infinidad,y que siempre estare a tu lado pase lo que pase

Que tengas buen día con tu peor es nah....=D

saludos

La_Lyri_K dijo...

Gran día el de ayer...

En el laboro, todo bien. Hay mucho por hacer y eso me reconforta. Puedo pensar en la necesidad real de mis aportaciones.

Luego, en la calle, anduve derrochando alegría como si el mundo fuera a acabarse. Todos se reían conmigo y no de mí. Cumplí una de las promesas que hice y eso me llena de satisfacción.

Me dormí tarde, pero tuve una conversación de esas que hacen pensar en la amplitud de encontrarse con alguien que, aunque pueda pensar distinto, sí pretenda objetivos tan relevantes en común y quiera apoyarse en el otro, en mí, así que valió mucho la pena.

Hoy, con tuto...mucho... Pero, nadie me quita esta nueva sonrisa que se me ha instalado en el rostro...y en el alma.