viernes, 31 de octubre de 2008

Buenos para...

"Las prohibiciones nos volvieron buenos" me dijo. "Buenos para nada" (pensé en respuesta).