domingo, 7 de septiembre de 2008

Entre paredes herméticas que convierto en mi escondite.
Atados brazos y pies con ganas justas.

No hay comentarios: