sábado, 23 de agosto de 2008

Regálame ese instante, otorgame un segundo...

reniega de lo cotidiano, del absurdo

y quédate a mi lado

en el vitral de lasperdidas

en las ondulaciones imperfectas

que se otorgan agradecidas,

en un instante de nuestra dimensión...

1 comentario:

Alex dijo...

en la "calle melancolía"
donde caminamos los
que nunca dejamos de soñar